La Octava

Variante de Coronavirus en Nueva York genera preocupación en científicos

Lizeth Katherine Flores Sosa
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email

Una nueva cepa de coronavirus preocupa a dos grupos científicos en Nueva York, en Estados Unidos. Se trata de la variante del Covid-19, denominado B1, 526.

Esta variante fue identificada por primera vez en noviembre del 2020 y a mediados de febrero presentaron más del 12% de los casos de Nueva York y de otras partes del noreste de Estados Unidos, señalo el portal CNN.

Según los avances de la investigación la variante aparece en personas afectadas en diversos vecindarios de la ciudad de Nueva York y está “dispersa en el noreste”. Una de las mutaciones en esta variante que parece evadir, en cierto modo, la respuesta del cuerpo a las vacunas. Y esta volviéndose más común.

La variante se vio por primera vez en Sudáfrica y se conoce como B1, 351. Es la última de un número creciente de variantes virales que han surgido en EE.UU, que ha registrado más casos de coronavirus (28 millones) que cualquier otro país y donde la propagación aún es intensa.

“Observamos un aumento constante en la tasa de detección desde finales de diciembre hasta mediados de febrero, con un aumento alarmante al 12,7%en las últimas dos semanas”, escribe un equipo del Centro Médico de la Universidad de Columbia

Los investigadores han comenzado a analizar el material genético del virus para ver cómo podría estar cambiando. Examinan secuencias genéticas de virus tomadas de una pequeña proporción de personas infectadas para trazar la aparición de nuevas versiones. Así, Caltech desarrolló una herramienta de software, llamada Base de Datos de Variantes, para examinar rápidamente el panorama cambiante de las mutaciones.

A través de este software, especialistas de esta casa de estudios detectaron las variantes en la región de Nueva York. Los conjuntos más comunes de mutaciones de esta cepa son L5F, T95I, D25G, E484K o S477N, D614G y A701V, y se detectaron en noviembre pasado.

“El patrón general de mutaciones en este linaje sugiere que la misma surgió en parte en respuesta a la presión selectiva de los anticuerpos. Según las fechas de recolección de estos aislamientos, parece que la frecuencia del linaje B.1.526 ha aumentado rápidamente en Nueva York en las últimas semanas”, concluyeron los científicos de Caltech.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email

Artículos Relacionados

Últimas Noticias

Más Noticias

error: Alerta: ¡¡El contenido está protegido !!