Día del Trabajo: ¿por qué se celebra el 1 de mayo?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on vk
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email

Este sábado, 1 de mayo se celebra el Día del Trabajo. Una jornada muy reivindicativa y pilar fundamental del movimiento obrero durante la Revolución Industrial que se conmemora prácticamente en casi todo el mundo.

En esta jornada se realizan diferentes reivindicaciones sociales y laborales a favor de los trabajadores y se recuerda a los mártires de Chicago (Estados Unidos) quienes ofrendaron sus vidas por lograr las ocho horas laborales en el mundo.

Origen

En Estados Unidos, el movimiento obrero iba creciendo a finales del siglo XIX y reclamaban la máxima de ocho horas de trabajo, ocho horas de descanso y ocho horas de ocio, porque en ese entonces los trabajadores hacían jornadas de 12 a 18 horas del trabajo industrial de grandes fábricas.

En 1868 Andrew Johnson, Presidente de EEUU, aprobó la jornada de ocho horas en la ley Ingersoll, solo para algunos trabajadores como los de obras públicas o los empleados de oficinas laborales, pero no para los trabajadores de las fábricas.

Ante esta situación, el movimiento obrero se manifestó el 1 de mayo de 1886, donde se convocaron a 307 manifestaciones a las que se unieron 88.000 trabajadores en Chicago, en ese momento segunda ciudad más poblada de EEUU.

El 4 de mayo, la Policía asesinó a 8 manifestantes después de que un explosivo acabó con la vida de 7 miembros de las fuerzas de seguridad, 8 personas fueron detenidas como responsables del suceso y 5 de ellas fueron condenadas a muerte. Son los conocidos como ‘Los mártires de Chicago’.

La huelga acabó con miles de trabajadores despedidos y heridos, una gran mayoría inmigrantes procedentes de Europa.

En 1889, la Segunda Internacional Socialista estableció el 1 de mayo como el día en el que se conmemoraba la jornada de ocho horas y las demandas del movimiento obrero.

Bolivia

En Bolivia, la celebración de esta fecha empezó alrededor de 1906, cuando un sindicato de obreros paceños organizó una pequeña kermesse. Más adelante, la fecha tuvo mayor relevancia al crecer los sindicatos ferroviarios y surgir el de los mineros, entre las décadas de 1910 y 1920, según el portal boliviabella.com.

Sin embargo, no pasó de ser un simple recordatorio con verbena y desfile de pequeños grupos de obreros y artesanos hasta después de la Revolución del 52, cuando el movimiento de obreros mineros adquirió muchísimo peso político y la Central Obrera Boliviana (COB) se consolida como movimiento sindical.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on vk
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email

Notas Relacionadas