La Octava

Caso UPEA: infraestructura de predios universitarios

Alejandra Zeballos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email

Tras el fatídico suceso del pasado 2 de marzo y la muerte de siete estudiantes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), se abrieron varios cuestionamientos. ¿Fue culpa del alumnado?, ¿acaso las autoridades del establecimiento son responsables?, ¿la infraestructura fue el problema ante la presión de la aglomeración?, ¿por qué no cumplieron con el distanciamiento social?, son solo algunas preguntas que se tratan de resolver.

Lo cierto es que las vidas de esos jóvenes no volverán, y el trauma de aquellos que presenciaron el hecho, permanecerá en sus memorias como uno de los momentos más trágicos. Sin embargo, hay cuestiones que pueden mejorar, en este caso, la infraestructura de establecimientos públicos.

Momentos antes del accidente. Foto: Página Siete
Momentos antes del accidente. Foto: Página Siete

El artículo 8 de su Estatuto Orgánico, señala que, «la UPEA reconoce que los estudiantes y docentes conforman la comunidad universitaria, participan del gobierno universitario con capacidad de decisión y ejecución de sus resoluciones en todos los asuntos convenientes a la actividad universitaria, fundamentado en el principio de que las autoridades y representantes respondan de sus actos ante los mandantes (bases) y se subordinen a estos», afirmando que existe un cogobierno paritario docente-estudiantil.

Por lo tanto, la base estudiantil tiene el derecho de realizar asambleas estudiantiles para tocar temas de interés. Además de las elecciones para elegir a los centros de estudiantes de cada carrera, en ocasiones, existen disputas entre distintos bandos universitarios y los estudiantes pueden llegar a ponerse eufóricos por defender su posición. Sin embargo, se debe tomar en cuenta y priorizar la actual situación por el Covid-19.

En vista del último suceso en la UPEA y tomando en cuenta los encuentros estudiantiles, es necesario pensar en la infraestructura de estos establecimientos. En uno de los informes que ofreció Jhonny Aguilera, Comandante de la Policía sobre este caso, hizo notar que llamó la atención que esa estructura haya estado sujeta únicamente por algunos puntos de soldadura y luego rellenada con arcilla.

Después del accidente. Foto: La Razón
Después del accidente. Foto: La Razón

El Comandante añadió que, “en cuanto a la infraestructura, hemos considerado, de manera a priori, que los elementos de fijación que tenían que tener estas barandas, considerando la altura, son inadecuados e insuficientes porque están ligados al piso, no con una estructura contundente, sino, al contrario, encontramos sólo un punteo de las soldaduras de arco, inclusive colados con arcilla metálica, según han expresado nuestros técnicos”.

Mencionó que por ello, se deberá realizar un análisis estructural, aunque, por ahora, la prioridad de la investigación es otra.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email

Artículos Relacionados

Últimas Noticias

Más Noticias

error: Alerta: ¡¡El contenido está protegido !!